Automóviles

Hizo historia, y ahora los artesanos de Ferrari Classiche han restaurado el Ferrari 412 P, ganador de la Daytona en 1967, para devolverle su auténtico esplendor
Texto: Mark Dixon
Fotos: A.Ceccarelli, A. Bianchetti / Red Focus

Ferrari Classiche celebró su 15.º aniversario en 2021 y ¿qué mejor manera de hacerlo que restaurando uno de los coches de carreras más significativos de la marca? 


Este 412 P completó un triplete de Ferrari en las 24 horas de Daytona de 1967 al superar a los rivales de Ford y Porsche, con lo que devolvió el honor a una escudería que había sufrido una temporada difícil en 1966.


La carrocería fue el único elemento importante de este 412 P que no se fabricó originalmente en la fábrica. Fue restaurado estrictamente de acuerdo con los métodos artesanales en uso en el momento

Como muchos coches de carreras antiguos, el chasis n.º 0844 del 412 P llevó una vida enrevesada. Fue construido originalmente como un 330 P3 para el calendario automovilístico de 1966, año en el que compitió en Sebring, en la Targa Florio y en Le Mans antes de ser convertido en un 412 P Berlinetta para el concesionario NART de Luigi Chinetti en Estados Unidos. 


En 1967 compitió en los 1000 km de Monza y de nuevo en Le Mans. Pero su resultado más significativo fue en las 24 horas de Daytona de aquel año, donde terminó tercero en las competentes manos de Pedro Rodríguez y Jean Guichet por detrás de dos Ferrari de fábrica.


En el caso de este 412 P, chasis n.° 0844, se trataba de una conversión de un 330 P3 de carreras, utilizando una carrocería adecuadamente mejorada por el carrocero independiente Drogo para la temporada de carreras de 1967

Ese mismo año, de vuelta en Italia, el n.º 0844 fue transformado con una nueva carrocería Spider para la competición Can-Am y continuó corriendo en Estados Unidos hasta principios de los años 70. Allí pasó por varios coleccionistas antes de recuperar su estilo de carrocería 412 P Berlinetta de 1967 a finales de la década de 1990 y, por último, en 2019 llegó a Ferrari Classiche para su certificación y una restauración completa.


«En un proyecto de este tipo hay tres elementos principales», explica Andrea Modena, responsable de la asistencia técnica de Ferrari y de Ferrari Classiche. «Primero está la evaluación, cuando nuestro Comité de Certificación —formado por expertos independientes externos a Ferrari para garantizar la imparcialidad— analiza la autenticidad del coche para que podamos explicarle al cliente lo que es necesario hacer.


En su forma sin pintar, se puede apreciar plenamente la belleza natural del 412 P. Sin embargo, como con todos los Ferrari de carreras, su forma siguió estrictamente la función

«Luego viene el examen técnico: ¿hay que reparar las piezas mecánicas o reconstruirlas totalmente? Y por último está la carrocería, para la que tenemos la suerte de contar con los servicios del Centro Stile Ferrari. Son capaces de escanear el coche en 3D para poder compararlo con las fotos originales o quizá con un coche superviviente sin restaurar.


»En el caso del 412 P n.º 0844, la carrocería original era de Drogo, por lo que tenemos un plano de disposición general, pero no dibujos exactos. Y estos coches estaban hechos a mano, por lo que en cualquier caso cada uno era ligeramente diferente. Nos dimos cuenta de que teníamos que hacer algunas modificaciones en la carrocería actual, cambios que realizaron nuestros socios externos utilizando el método original de conformación del metal con un martillo de cabeza blanda sobre una plataforma móvil de madera. No se les permite utilizar una "rueda inglesa" para rotar los paneles, porque les da un acabado diferente y no es auténtico».


El 412 P bellamente restaurado. Aunque el bastidor que soporta el radiador tuvo que ser refabricado, el motor sigue siendo el original

La carrocería es el único elemento de la restauración que no se realiza internamente, como solía ocurrir también en su día. Los ingenieros de Ferrari inspeccionaron el chasis y el tren motriz del n.º 0844 y en general lo encontraron en buen estado, completo con un motor con la misma numeración. 


Por fortuna, el complicado chasis tubular había quedado prácticamente intacto. «En realidad el chasis es difícil de modificar porque se utiliza para transportar líquidos, como aceite, combustible y refrigerante», explica Modena. «Pero igualmente eso significa que es muy importante que los tubos del chasis estén en buenas condiciones. Una de las pocas piezas que tuvimos que volver a fabricar fue el inusual bastidor que soporta el radiador, muy bajo en el morro del coche. Pero, al tener los dibujos originales en nuestro archivo, pudimos rehacerlo con exactitud».


El chasis n.º 0844 fue una de las 25 restauraciones completas de Ferrari Classiche durante 2021, junto con otros 40 encargos de reparación. Desde 2006, su plantilla casi se ha duplicado para satisfacer la demanda. Cuando se trata de coches de tanta importancia histórica como este Ferrari 412 P, no es de extrañar. Citando erróneamente a George Orwell: «Todos los Ferraris son importantes, pero algunos son más importantes que otros».   


01 febbraio, 2022