Automóviles

Una colaboración de cuatro años con el programa One-Off ha dado a luz el SP48 Unica, el punto culminante en la historia de los sesenta Ferraris de un cliente
Texto: Richard Bremner - Fotos: Alex Howe
Película: Oliver McIntyre

No todas las creaciones únicas de Maranello se muestran en público. A veces los one-offs no se exhiben públicamente: están destinados a llevar una vida oculta en colecciones privadas.


Sin embargo, aunque como es compresible el propietario del SP48 Unica desea permanecer en el anonimato, está muy dispuesto a compartir su historia con el resto del mundo. «No quiero que sea un coche que la gente no vea, eso está mal», asegura. «Quiero compartir mi pasión por la marca. Quizá inspire a algún niño o multimillonario».


El exclusivo techo del SP48 Unica fluye hábilmente para encontrarse con la cubierta del motor, eliminando la luneta trasera

El coche que quiere que la gente vea está basado en el F8 Tributo con motor V8 central. «Quería un coche con motor central. Era para correr en pista», explica nuestro hombre, que suele asistir a unos 100 Track Days al año. «Cuando se inició el proyecto, el 488 era actual», aclara, «pero dos semanas después de nuestra primera reunión se me insinuó el nuevo modelo en puertas (el F8 Tributo)».


Desde el principio el cliente insistió en que las características aerodinámicas fueran funcionales y no simplemente atractivas a la vista. También sentía una aversión subjetiva por la forma de las tomas de aire que dominan las ancas del Ferrari 488, aunque, como admite libremente, «no soy diseñador, ni siquiera se me da bien el arte».


Se crearon rejillas de enfriamiento 3D únicas para el compartimiento del motor, mientras que cada orificio hexagonal está inclinado para maximizar el rendimiento de enfriamiento

Sin embargo, se trata de un cliente que ha poseído otros 60 ejemplares y conoce «muy bien los Ferraris producidos en las últimas dos décadas, en particular los de motor central a partir del 360».


Así pues, en la primera reunión pudo hablar con cierta autoridad de estos modelos y de lo que quería de los suyos. «Si bien es cierto que di pautas sobre lo que me interesaba y lo que no, en la primera reunión dije expresamente al equipo algo así como: “Vosotros sois los expertos. Trabajáis para el mejor equipo de diseño del mundo y para la mayor empresa automovilística del planeta. Sé que cada uno de vosotros tiene en el cajón de su escritorio un boceto del coche que construiría si pudiera. ¡Esos son los bocetos que quiero ver! Quiero vuestra creatividad, no la mía”».


Esta petición provocó la presentación de una serie de bocetos, etiquetados de la «A» a la «K», en la que el cliente se sentó junto al director de diseño de Ferrari, Flavio Manzoni. No vio lo que buscaba hasta que llegaron al diseño «H» . A partir de ese momento, el proceso fue de desarrollo y evolución hacia el objetivo final, un proceso que en gran parte se llevó a cabo durante la pandemia de COVID, lo que exigía sesiones de intercambio de opiniones a través de iPads.


La fibra de carbono mate le da a la cabina una sensación técnica, complementada con acentos de Grigio Canna di Fucile

Como explica Lemercier: «El proceso es muy similar al de los coches de producción. Es muy lineal. La creación de ideas comienza en 2D. El equipo de diseño trabaja con las imágenes a partir de las instrucciones y después en 3D. Luego viene un modelo físico de tamaño natural, pintado y detallado». Más que una herramienta para definir la forma en el proceso de diseño, se trata de un modelo de referencia para validación. «Pero también es una oportunidad para enseñar al cliente lo que está comprando», añade riendo.


El cliente disfrutó tanto de la experiencia como del coche. «Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Tengo mucha suerte de haber podido hacerlo. Ahora conozco a mucha gente en la fábrica. Hubo grandes sonrisas y abrazos cuando volví después de la pandemia. Era como si hubiera llegado la primavera».


«Por supuesto, no tiene sentido desde el punto de vista económico», afirma. «La verdadera experiencia está en todo lo que conlleva, en toda la gente que participa... nunca olvidaré lo vivido en estos últimos cuatro años. No se lo he agradecido lo bastante». Para ello, pidió especialmente que el SP48 Unica se mostrara a toda la plantilla de Ferrari. «De lo contrario, los empleados solo lo verían en una revista. Y eso no está bien».