Carreras

En este nuevo artículo de la serie, rendimos homenaje a un piloto que condujo los Ferraris con motor central hasta sus primeras victorias
Texto – Gavin Green

Michael Schumacher no fue el primer héroe alemán de Ferrari.

Cuatro décadas antes de que el gran Schumacher empezase a ganar títulos mundiales de F1 para la Scuderia, el conde Wolfgang von Trips estuvo a punto de convertirse en el primer campeón del mundo alemán con Ferrari.
En el Gran Premio de Italia de 1961, Monza, Von Trips (hijo de una familia noble de Renania) lideraba la clasificación del Campeonato Mundial de Fórmula 1 por delante de su compañero de equipo, el estadounidense Phil Hill. Era la penúltima ronda de la temporada y salía desde la pole. Hill era el cuarto en la parrilla. Todo presagiaba el éxito para Von Trips.
Ferrari archive, copyright unknown

Wolfgang von Trips at 1961 Monaco Gp

Wolfgang von Trips terminó cuarto en el GP de Mónaco, la primera ronda del Campeonato Mundial de Fórmula 1 de 1961. Era el tercero de los tres Ferrari inscritos, pero se llevó la primera victoria de la temporada de la Scuderia y lideró la carrera por el título de cara a la penúltima ronda

Había sido un buen año para el carismático alemán. En el Gran Premio de Holanda de mayo, con las dunas del circuito de Zandvoort como telón de fondo, se convirtió en el primer alemán en ganar una carrera de F1 desde el nacimiento del Campeonato Mundial en 1950. Además, lideró la carrera de principio a fin en lo que fue la primera victoria de un F1 Ferrari con motor central del campeonato.

(Recordemos que la primera victoria del nuevo 156 F1 se había producido un mes antes a manos de otro héroe anónimo, Giancarlo Baghetti, en el GP de Siracusa, una carrera que no puntuaba para el mundial.)

Dos meses más tarde, el conde de 33 años y su monoplaza seguían en plena forma y se llevaron el Gran Premio de Gran Bretaña en Aintree, una carrera en mojado. La victoria de Ferrari no fue una sorpresa: el nuevo 156 “Sharknose” era el coche más fuerte de aquella temporada en la F1. Pero ganar en mojado y con esa contundencia a los grandes campeones británicos Stirling Moss y Jim Clark en su propio terreno indicaba un talento especial.
Ferrari archive, copyright unknown

Wolfgang von Trips at 1961 British GP

La victoria en el Gran Premio de Gran Bretaña fue la cuarta victoria consecutiva de Ferrari durante la temporada de Fórmula 1 de 1961, y convirtió a von Trips en el primer piloto de ese año en subir al podio dos veces

Von Trips no destacó solo en la F1. El último día de abril de 1961, su Ferrari ganó la Targa Florio en Sicilia, la carrera de coches deportivos más complicada y peligrosa de la época. En este caso iba al volante del 246 SP, el primer deportivo con motor central de Maranello, que se había desarrollado en paralelo al nuevo coche de F1.

Von Trips no solo ganó el Campeonato Mundial de F1 y la Targa Florio al volante de dos Ferraris con motor central, también consiguió el primer triunfo de la historia para un Ferrari con el motor situado en esa posición. Fue el 24 de julio de 1960, como parte del trabajo de desarrollo de la temporada de 1961. Ferrari presentó un prototipo de Fórmula 2 con motor central en el GP de Solitude. Con una parrilla llena de estrellas como Jim Clark y Graham Hill en los F2 rivales, Von Trips ganó y, de paso, marcó un nuevo récord de vuelta rápida.
Ferrari archive, copyright unknown

Wolfgang von Trips (left) and Richie Ginther at the 1961 24 Hours of Le Mans

Fotografiado en las 24 Horas de Le Mans de 1961, Wolfgang von Trips sonríe para la cámara con su compañero de equipo Richie Ginther al lado. La pareja condujo un Ferrari 246 SP, liderando en múltiples ocasiones y retirándose del segundo solo cuando un error de cálculo de combustible dejó varado su auto en la pista en la hora 17

La temporada de 1961 fue seguramente la más brillante de Von Trips. Tras su debut en el GP de Italia de 1956 con Ferrari, siguieron cinco años relativamente infructuosos para la Scuderia. Tuvo un comienzo desafortunado con un accidente a la salida de la Curva Grande de Monza en los entrenamiento. Salió despedido del coche en la primera vuelta; más tarde contó que percibir el olor intenso de la tierra húmeda fue un feliz síntoma de que había sobrevivido. Un año más tarde, "Taffy", como se le conocía cariñosamente, logró el tercer puesto en Monza, su mejor resultado hasta su ascenso en 1961.

El día de su esperada coronación como Campeón del Mundo de ese año, Von Trips se enfrentaba al Lotus de Jim Clark en la segunda vuelta de aquel fatídico GP de Italia. Los dos coches se tocaron a 240 km/h. Clark se salió de la pista dando trompos, pero no sufrió daños. El pobre Von Trips no tuvo tanta suerte. Su coche dio una vuelta de campana en el terraplén e impactó contra la endeble valla de alambre que protegía a los espectadores. Estaba gravemente herido y falleció antes de llegar al hospital. Quince espectadores situados junto a la valla también perdieron la vida.

Hill ganó la carrera y el título mundial. Pero no estaba de humor para celebraciones y tampoco lo estaba el equipo Ferrari. Se retiró de la siguiente (y última) carrera de la temporada, el Gran Premio de Estados Unidos.
Ferrari archive, copyright unknown

Wolfgang von Trips (right) and Phil Hill at 1961 Dutch GP

Wolfgang von Trips (derecha) y su compañero de equipo Phil Hill celebran el 1-2 de Ferrari en la segunda ronda de la temporada de Fórmula 1 de 1961, el GP de Holanda. La pareja compitió por el Campeonato del Mundo hasta la penúltima ronda del año, cuando la prematura muerte de von Trip hizo que el título se lo llevara el estadounidense

Von Trips, al igual que Schumacher, disfrutó de la mayor parte de su éxito deportivo al volante de un Ferrari. Pero no son los únicos paralelismos entre estos dos grandes pilotos alemanes. Nacieron a pocos kilómetros de distancia y, en 1961, Von Trips montó una pista de karts cerca de su lugar de origen, al oeste de Colonia. Fue en este circuito donde un joven Michael Schumacher dio sus primeras vueltas, al volante de un kart construido por su padre…