Pasión

Este nuevo número destaca el nuevo e increíble Purosangue, el primer coche de cuatro puertas y cuatro plazas de la historia de Ferrari. Además, cubrimos la impresionante restauración de un 250 GTO, un one-off 812 GTS de Tailor Made y mucho más

En el último número de la revista Ferrari solo podía haber una estrella de portada y, por supuesto, tenía que ser el poderoso Purosangue, un coche revolucionario para Ferrari y el mundo del automóvil en general.


Con un ardiente motor V12 atmosférico, unas prestaciones inigualables para cualquier otro coche de su sector y repleto de innovaciones, el Purosangue causó tal revuelo cuando se presentó finalmente en septiembre que el volumen de tráfico desbordó temporalmente el sitio web de Ferrari.

En las páginas de la revista podrás leerlo todo sobre este coche, desde sus 3,3 segundos de 0 a 100 km/h hasta sus puertas de apertura inversa.


Por otra parte, se presenta el último coche de carreras GT de Maranello, el temible 296 GT3, dispuesto a tomar el relevo del 488 GT3 cuando entre en competición en 2023.

Con un V6 sobrealimentado especialmente calibrado bajo el capó, un diseño de la suspensión y una posición del habitáculo totalmente nuevos, el coche parece reunir todo lo necesario para repetir el récord de su predecesor.


La revista también incluye el hermoso 812 GTS azul zafiro que se entregó a una felicísima cliente tras ser diseñado por Tailor Made, el equipo de personalización interno de Ferrari.

Con un exquisito color exterior a juego con un anillo de zafiros propiedad de la dama en cuestión y un precioso interior de cuero rojo, es un coche que llamará la atención por donde vaya, mucho más en la zona rural de Devon, Reino Unido, donde vive su propietaria.


Hablando de coches magníficos, no hay nada más grato estéticamente que el legendario 250 GTO, y en la revista hay un impresionante ejemplar plateado producto de una restauración que el departamento Ferrari Classiche ha realizado durante cuatro años y que ha dado nueva vida a una verdadera obra de arte.


Además, acompañamos a docenas de ferraristas mientras se embarcan en la ruta Tokaido, una expedición a un antiguo santuario cerca de la ciudad de Suzuka en Japón. Para hacer la peregrinación, se reunieron en Tokio unos 77 Cavallinos Rampantes, incluidos varios Testarossas, un SF90 Stradale y muchos más modelos clásicos.