Automóviles

La estrella de Fórmula 1 Carlos Sainz tiene la oportunidad de poner a prueba un verdadero clásico al subirse a un Ferrari 412 P restaurado de 55 años de antigüedad
Película - Oliver McIntyre

Carlos Sainz viajó recientemente al pasado gracias a una máquina del tiempo muy especial, un Ferrari 412 P que acaba de restaurar el departamento Ferrari Classiche.

El entorno fue igualmente especial, ya que la carrera tuvo lugar en el circuito de Fiorano, que este año celebra medio siglo de vida. Este 412 P en particular disfrutó de su mejor momento hace unos 55 años, cifra que coincide exactamente con el número de carrera actual de Carlos.


Mira cómo la estrella de Fórmula Uno de Ferrari, Carlos Sainz, pilota el increíble 412 P alrededor de la pista de Fiorano

En las 24 horas de Daytona de 1967, un trío de Ferraris cruzó la línea de meta en formación cerrada, y el que hoy nos ocupa llegó en tercer lugar de la mano de Pedro Rodríguez y Jean Guichet.

El acaparamiento de los puestos del podio fue la respuesta contundente de la marca de Maranello a la victoria de Ford en las 24 Horas de Le Mans del año anterior. El 412 P pilotado por Lorenzo Bandini y Chris Amon fue el primero en cruzar la línea de meta, mientras que el otro coche de la fábrica, el de Mike Parkes y Ludovico Scarfiotti, terminó segundo, por delante de este coche en particular, con Rodríguez-Guichet al volante.


Este 412 P en particular fue el tercero de un trío de Ferraris en terminar en formación cerrada en las famosas 24 horas de Daytona de 1967

Fue inscrito por el NART (North American Racing Team), que dirigía Luigi Chinetti, el importador norteamericano de Ferrari.

Hacia el final de la carrera, tras hablar por teléfono con Maranello, el equipo decidió realizar un truco publicitario para atraer a los medios de comunicación: los tres coches cruzarían juntos la línea de meta formando una punta de flecha, algo lo suficientemente sorprendente como para aparecer al día siguiente en las páginas deportivas de los periódicos de todo el mundo.

Carlos Sainz se mostró emocionado por su experiencia al volante del 412 P y dijo «ha sido completamente diferente a todo lo que he conducido hasta ahora»

«Ha sido muy emocionante», afirmó Carlos nada más salir del coche. «Nunca había conducido un prototipo deportivo, mucho menos uno de esta época, y realmente ha sido completamente diferente a todo lo que he conducido hasta ahora. Solo Ferrari te permite experimentar algo así».

Gracias, Carlos, por llevarnos al 5 de febrero de hace 55 años.