Automóviles

El 250 Testa Rossa original fue aclamado por sus victorias de resistencia y admirado por la sensualidad de sus formas. Ahora, para rendir homenaje a aquel elegante icono de Ferrari de 1957, se ha creado una réplica asombrosamente fiel a escala 3:4
Fotos: Alberto Bernasconi

El rico panteón de la historia del automovilismo incluye algunos nombres de coches que suscitan un entusiasmo único entre los aficionados. Testa Rossa es una de esas denominaciones. Poco después de su nacimiento en 1957, el Ferrari 250 Testa Rossa original se convirtió en un icono del diseño debido a sus líneas escandalosamente elegantes, caracterizadas por los largos guardabarros curvos que cubrían los pasos de rueda.

Con un motor de 12 cilindros y 2953 cc, diseñado por Gioachino Colombo y perfeccionado nada menos que por el ingeniero Carlo Chiti, el 250 Testa Rossa alcanzó un formidable éxito en las carreras. Su rico palmarés hasta 1963 incluye dieciocho victorias internacionales en cinco años, desde Le Mans hasta Sebring, pasando por la exigente Targa Florio de Sicilia.


El Testa Rossa J tiene 3/4 del tamaño del 250 Testa Rossa original, con energía totalmente eléctrica y solo 299 ejemplares en producción

El nombre Testa Rossa ha adornado varios modelos desde entonces, pero el que más destaca es el sinuoso original de 1957. Por eso, su última reencarnación, el Ferrari Testa Rossa J, provoca tanto interés entre entusiastas y coleccionistas de Ferrari. Esta versión «junior» de propulsión eléctrica, con un tamaño reducido a tres cuartos del original, es una reproducción asombrosamente fiel del emblemático coche de carreras diseñado por Scaglietti, cuya exclusividad se ve reforzada al formar parte de una edición limitada de solo 299 unidades.

Para crear este modelo sumamente coleccionable, Ferrari se asoció con el renombrado especialista en coches «junior», The Little Car Company de Oxfordshire, Inglaterra. El único asiento de cuero del coche tiene cabida para un adulto y un adolescente, y el volante extraíble Nardi facilita el acceso al habitáculo. Estas características adaptadas a los adolescentes podrían ser el germen de los coleccionistas del futuro y de un placer de conducir compartido por todas las generaciones. 


Los detalles del automóvil son minuciosamente fieles al original con la ayuda de los departamentos Ferrari Central Stile y Classiche

El Centro Stile de Maranello se encargó de la librea y las proporciones del coche, mientras que el departamento Ferrari Classiche rebuscó entre sus incomparables archivos para facilitar los dibujos originales de 1957 a partir de los cuales se construyeron el chasis y otros componentes.

Para la carrocería, de 3,1 metros de largo y 1,1 de ancho, se utilizó aluminio conformado a mano y una pintura idéntica a la de los actuales coches de carretera de Ferrari. Para desarrollar la suspensión, que lleva muelles personalizados y amortiguadores Bilstein, se utilizó la pista de pruebas oficial de Fiorano.

Los pedales proceden del actual Tributo F8 y las llantas de radios de doce pulgadas están hechas a mano.

Si bien no es legal en la carretera, el Testa Rossa J alcanzará una velocidad máxima de 60 km/h y los pedales se toman del Ferrari F8 Tributo. Incluso la pintura es idéntica a la que se usa en los modelos Ferrari actuales

Aunque no está autorizado para su uso en la vía pública, el moderno manettino del J ofrece cuatro modos de conducción: Novice, Comfort, Sport y Race. Sus tres baterías, montadas en la parte delantera, producen 12 kW, lo que permite alcanzar una velocidad máxima de unos sesenta kilómetros por hora. Para garantizar un manejo y una seguridad auténticos incluso para el conductor joven menos experimentado, esta maravillosa réplica tiene la misma geometría del vehículo y dirección que su hermano mayor.

La réplica puede incluso personalizarse. El Centro Stile de Maranello, que se nutre de los archivos de Ferrari Classiche, ofrece unas catorce libreas históricas y decenas de colores para la carrocería. Los coleccionistas pueden experimentar con las combinaciones de colores en el configurador online para disfrutar diseñando el Ferrari Testa Rossa J de sus sueños.