Automóviles

Adelanto exclusivo del diseño del Le Mans Hypercar, el hipercoche de Le Mans que marcará el regreso de Ferrari a la máxima competición de resistencia en 2023

Hace 49 años, la bandera de cuadros no solo puso fin a las 24 horas de Le Mans de 1973, sino también a la época de Ferrari en las carreras de resistencia de máxima categoría.

Aquel año, Ferrari presentó tres coches 312 PB, grandes prototipos deportivos de cola larga cuyos motores planos de 12 cilindros podían propulsarlos por los 6 km de la recta de Mulsanne a velocidades de hasta 320 km/h.
Los tres Ferraris lideraron la carrera en gran medida, pero al final solo uno cruzó la línea de meta, el conducido por Arturo Merzario y Carlos Pace, que llegó en segundo lugar tras unas agotadoras 349 vueltas y una excelente pole position.

Para Ferrari era el momento de tomar una decisión y, tras dos décadas en las carreras de resistencia, con una dinastía dominante de coches que incluía el 250 LM (el último Ferrari en ganar en Le Mans), el 275 P y los 330 P2 y 330 P3, abandonó la máxima categoría del Campeonato Mundial de Resistencia para centrarse únicamente en la Fórmula 1. 

Un primer vistazo al Ferrari Le Mans Hypercar, que regresará a las carreras de resistencia de primera clase por primera vez en cincuenta años en 2023

Hoy, después de casi medio siglo de ausencia, se han desvelado los primeros detalles del hipercoche de Le Mans que competirá en el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA de 2023.


Como cabía esperar de 75 años de innovación en el mundo de las carreras, los rasgos estilísticos del coche muestran claras referencias a anteriores Cavallinos Rampantes. El frontal en particular es inmediatamente reconocible como el del Ferrari Daytona SP3 V12 de 6,5 litros, un guiño a los deportivos de los años 60 y a la época dorada del automovilismo.  

 

El hipercoche de Le Mans iniciará sus primeras pruebas de desarrollo en las próximas semanas. A poco más de un año de las 24 Horas de Le Mans de 2023, ha comenzado oficialmente la cuenta atrás de esta cita con la historia, cincuenta años después de aquella última participación.