Pasión

La edición limitada del 812 Competizione, la historia interna de la nueva colección de moda Ferrari, y un clásico V12 gran turismo restaurado para el hijo de Enzo Ferrari, encabezan el número 51 de la revista
Texto – Ben Pulman

El tema de la portada de esta edición número 51 de The Official Ferrari Magazine es la nueva edición especial limitada de Ferrari.

El 812 Competizione, fotografiado por primera vez fuera de las puertas de la fábrica de Ferrari, se trasladó a las pintorescas colinas de la campiña toscana tras su presentación en el circuito de pruebas de Fiorano.
Igual de nueva y emocionante es la nueva colección de moda Ferrari. Así que, antes del desfile especial celebrado en las líneas de montaje de la fábrica de Maranello, nos adentramos en su corazón creativo desplazándonos hasta su estudio de Milán.
En otro artículo, conocemos a unos fervorosos empleados que llevan más de cuatro décadas trabajando en Ferrari y descubrimos cómo su pasión ha contribuido a transformar la empresa en lo que es hoy en día. No menos emotiva es la historia del vicepresidente de la compañía, Piero Ferrari, y su búsqueda durante décadas de uno de los modelos favoritos de su padre Enzo: un 250 GT 2+2.

También descubrimos un F8 Tributo creado con el programa Tailor Made de Ferrari que replica la belleza del motor V8 en su interior, y hacemos un reportaje para adentramos en el nuevo libro exclusivo sobre los Monza SP1 y SP2. Y, dos milenios después de que un visitante tecnológicamente avanzado de Roma llegara a Escocia, un Ferrari Roma sigue a los antiguos legionarios por el Muro de Antonino.
Antes del retorno de la Fórmula 1 al histórico circuito holandés de Zandvoort, previsto para finales de este año, pasamos un día con el último piloto del Cavallino Rampante que ganó allí, René Arnoux, y el 126 CB con el que compitió en 1983. Tras la noticia de que el Cavallino Rampante volverá a inscribir un equipo oficial en la máxima categoría del Campeonato Mundial de Resistencia —para competir por la victoria absoluta en carreras como las 24 Horas de Le Mans—, recordamos cómo Ferrari estuvo dominando esta categoría durante dos décadas.

Por último y lejos de los circuitos —a unos 35.000 pies de altura, para ser exactos— conocimos al fundador de VistaJet, un apasionado ferrarista cuya empresa de vuelos chárter privados lleva a los pilotos de la Scuderia Ferrari por todo el mundo para que compitan en Fórmula 1 y en la Corse Clienti.